IBM anunció este domingo la adquisición del fabricante de software Red Hat por 34.000 millones de dólares. El Gigante Azul desembolsará 190 dólares en efectivo por cada acción de Red Hat, bastante por encima de la cotización con la que cerró el viernes, de 116,68 dólares.

En el mundo tecnológico estamos acostumbrados a leer y tratar con cifras grandes cuando hablamos de adquisiciones de empresas pero incluso aquí, en este sector, el desembolso que ha realizado IBM por Red Hat es impresionante.

Ambas empresas han anunciado que el gigante de la informática pagará nada menos que 34 000 millones de dólares por la que es una de las empresas más rentables del panorama Open Source. Este movimiento tendrá unas fuertes implicaciones, sobre todo en el ámbito empresarial.

El mayor desembolso por una empresa de software

IBM ha accedido a pagar 34 000 millones de dólares para adquirir la empresa hasta ahora dirigida por Jim Whitehurst. Esto habla bien de su solvencia como empresa enfocada en la venta de soluciones de software a otras empresas pero queda más claro aún al saber que la capitalización bursátil actual de Red Hat es de 20 500 millones de dólares.

Justo antes de cierre del pasado viernes las acciones de Red Hat cotizaban a 116.68 dólares aunque IBM pagará 190 dólares por cada una.

Esto quiere decir que IBM confía mucho en poder amortizar esa inversión con una mejor posición en el mercado de soluciones Linux empresarial, el sector en el que Red Hat supo posicionarse.

Esta ha sido la mayor compra realizada por IBM y también la mayor dentro del mercado del software. Sólo dos compras han sido más elevadas en el sector tecnológico estadounidense, la que unió a Dell y EMC en 2016 y la compra por parte de JDS Uniphase de SDL en el año 2000. Por encima está a unión de AOL con Time Warner, en un sector muy diferente.

Por qué ha comprado IBM a Red Hat

Aunque se han hecho muchas bromas sobre si Linux llegaría a ser una alternativa a Window en el mercado doméstico, la realidad es que como solución a nivel empresarial, en las cada vez más numerosas granjas de servidores, este software libre tiene un éxito incontestable.

Red Hat ha sido una de las compañías que mejor ha sabido ver esto y en los últimos 25 años se ha posicionado como un referente en este campo.

También IBM apunta al mercado empresarial desde que salió del mercado doméstico, dejando de lado las peleas con Microsoft o Apple. Aquí tendrá que librar una dura batalla contra Amazon, que con los Amazon Web Services se ha posicionado de manera excelente y también con la propia Microsoft, que con Azure pareciera ser la única que plantara batalla a la empresa de Jeff Bezos.

Comentarios