Un chip de alto rendimiento dirigido al sector profesional 

Este es el nuevo procesador Xeon W-3175X; que cuenta con 28 núcleos y 56 hilos, gracias a la tecnología HyperThreading. Esto quiere decir, en resumen, que cada núcleo físico puede trabajar de forma simultánea con dos hilos.

El Xeon W-3175X es un procesador diseñado para trabajar con aplicaciones que presenten un alto grado de paralelizado y está integrado en una plataforma muy completa que gira alrededor del socket LGA3467. Dicha plataforma permite utilizar configuraciones de memoria DDR4 a 2.666 MHz ECC (corrección de errores) en séxtuple canal (hasta un máximo de 512 GB por procesador) y suma 68 líneas PCIE.

Como no podía ser de otra forma Intel ha apostado una vez más por el modo turbo, una tecnología que puede elevar la velocidad del procesador en función de la carga de trabajo, de las temperaturas y de la cantidad de núcleos que se estén utilizando. Esto es muy muy importante para conseguir un rendimiento óptimo, y permite al Xeon W-3175X alcanzar velocidades que van de los 3,1 GHz hasta los 4,3 GHz. Por lo demás el Xeon W-3175X cuenta con 38,5 MB de memoria caché L3 y tiene un TDP de 255 vatios.

No tenemos detalles sobre el precio de venta de este procesador, pero podemos dar por hecho que va a ser elevado. Tanto por rendimiento bruto como por funciones avanzadas (memoria en configuraciones de séxtuple canal y ECC) está claro que se trata de una solución enfocada a profesionales exigentes que trabajen con proyectos complejos (simulaciones científicas, renderizado, étc) y que tengan presupuestos altos.

Si todo va según lo previsto el Xeon W-3175X será la base que utilizará Intel en su próxima generación de procesadores HEDT (serie extrema). Esto quiere decir que el auténtico sucesor del Core i9 7980XE no va a ser el Core i9 9980XE (ambos suman 18 núcleos y 36 hilos), sino una versión de dicho Xeon que mantendrá la configuración de 28 núcleos y 56 hilos.

El Xeon W-3175X estará disponible a partir de diciembre de este mismo año.

Comentarios