Maratón de Londres reemplaza las botellas de agua con cápsulas biodegradables y comestibles

0
114

La curiosa escena de la carrera en la capital inglesa: los maratonianos consumiendo pequeñas burbujas llenas de bebidas energéticas producidas por la joven startup Ooho.

Las cápsulas biodegradables están compuestas de bioplásticos derivados de algas marinas y se descomponen en un plazo de 4 a 6 semanas, sin dañar el medio ambiente. Pequeñas cápsulas biodegradables llenas de bebidas energéticas en lugar de las tradicionales botellas de plástico: la innovadora solución puesta en marcha por Ooho se probó durante el último maratón de Londres.

Las cápsulas desarrolladas por Ooho están compuestas por un bioplástico derivado de algasque los jóvenes fundadores de la startup, Rodrigo García González y Pierre Paslier, llamaron Notpla.

Ya se han utilizado en otros eventos deportivos o en festivales de música y conciertos para bebidas y cócteles. La producción puede llevarse a cabo directamente in situ, gracias a una pequeña maquinaria transportable desarrollada por Ooho.

Las cápsulas se distribuyeron a los corredores que pasaban por el punto de suministro situado en la milla 23 de la maratón: las cápsulas se podían ingerir intactas o doblar para extraer el líquido, una bebida energética suministrada por Lucozade Sport. Las burbujas lanzadas al suelo deben descomponerse en 4-6 semanas, el mismo tiempo que tarda en descomponerse la cáscara de la fruta.

Recientemente, la cantidad innecesaria de plástico utilizado durante las maratones ha sido traída a la atención de todos.

Sólo el año pasado, los organizadores del Maratón de Londres estimaron que se consumieron 760 mil botellas de plástico entre corredores y espectadores. A partir de 2019, la intención es reducir el número a 215.000 botellas, de ahí la opción de experimentar con cápsulas biodegradables de Ooho, pero también reducir el número de estaciones de servicio (de 26 a 19) y añadir dos puntos en los que ofrecer a los atletas bebidas en envases compostables.

Las botellas tiradas en los distritos de Tower Hamlets, Greenwich y Southwark también se recogieron, para llevarlas luego a una planta de reciclaje especializada en la fabricación de nuevas botellas.

FUENTE

Comentarios