Robot Ruso de “Alta Tecnología” Boris resulto ser un hombre disfrazado

60

La televisión estatal rusa cubrió un foro tecnológico y elogió las destrezas del “avanzado” robot, que sabía matemáticas y estaba aprendiendo a bailar

Sin embargo, los desconfiados espectadores sembraron sus dudas y terminaron destapando el error del reportero.

La televisión estatal rusa lo presentó como un robot humanoide ultra avanzado, con conocimientos en “matemáticas, dibujo” y destreza en el arte del baile. En cambio, muy lejos de ser el último éxito en robótica, el “androide” no era más que un hombre disfrazado.

Así lo probaron los escépticos espectadores, que muy pronto comenzaron a hacerse preguntas en redes sociales, en las que cuestionaban la autenticidad del robot.

En un reportaje durante la feria tecnológica Proyektoria, la televisión estatal rusa presentó a Boris como un robot real.

El reportero de la televisión estatal se encontraba cubriendo Proyektoria, un foro tecnológico dirigido a niños y jóvenes. Con el fin de entretener a los más pequeños, el robot, de nombre Boris, bailó junto a los presentadores del evento y demostró sus peculiares habilidades.

“Ya aprendió a bailar y no lo hace tan mal” exclamó el reportero, refiriéndose al humanoide.

Las habilidades de Boris inquietaron a los espectadores .
Lejos de sorprender a la audiencia, las destrezas del robot ruso inquietaron a muchos usuarios que lanzaron acertadas preguntas a través de sus redes sociales.

¿Por qué el robot hace movimientos involuntarios? ¿Dónde están los sensores externos de Boris? ¿Por qué el tamaño del robot parece ideado para que el cuerpo de una persona entre en él?

El portal especializado TJournal planteó las mismas cuestiones. En su web se preguntaban cómo un androide podía moverse de aquella manera, casi a placer, cuando todos los desplazamientos de un robot son siempre programados.

Los usuarios compartieron en redes capturas del reportaje en las que se observaba bajo el traje un cuello misteriosamente humano.

Muchas preguntas colmaron las redes sociales y enseguida llegaron las respuestas. Los propios espectadores compartieron capturas del reportaje televisivo en el que se apreciaba un cuello sospechosamente humano a través de una de las ranuras del disfraz.

FUENTE