El lunes, el gobierno de Rusia anunció que ha desconectado con éxito al país de internet global en un intento de probar su propia infraestructura de internet.

Como se ha informado en el pasado, Rusia está trabajando en su internet autóctona. En una serie de pruebas realizadas la semana pasada, se conectó con éxito sin necesidad de acceder al sistema global de DNS y a lo que llamamos internet.

En las pruebas participaron agencias gubernamentales y compañías proveedoras de internet locales. El internet autóctono llamado RuNet resultó ser exitoso ya que el tráfico de internet fue redirigido internamente a él.

Ahora, RuNet es la intranet más grande del mundo.

Según Alexei Sokolov, jefe adjunto del Ministerio de Desarrollo Digital, Comunicaciones y Medios de Comunicación dijo: “Resultó que, en general, tanto las autoridades como los operadores de telecomunicaciones están listos para responder eficazmente a los posibles riesgos y amenazas y garantizar el funcionamiento de internet y la red unificada de telecomunicaciones en Rusia”.

Los funcionarios no revelaron ningún detalle específico sobre los tecnicismos de las pruebas. Varias agencias de noticias rusas informaron que en una serie de pruebas se probaron múltiples escenarios de desconexión para asegurar que la intranet sea capaz de sostenerse por sí misma sin internet externa. Una de las pruebas implicaba una situación en la que Rusia se enfrentaba a un ciberataque desde un país extranjero.

Rusia está avanzando hacia su propia tecnología. A principios de este mes, el gobierno ruso anunció sus planes para crear su propia Wikipedia e invertirá 31 millones de dólares para ello. En noviembre, Rusia aprobó un proyecto de ley que prohibirá la venta de teléfonos inteligentes sin software ruso preinstalado.

FUENTE

Comentarios

- Advertisement -