Con el pasar de los años, la tecnología avanza y con esto queremos decir que la forma en la que estamos acostumbrados a conectarnos a Internet va a cambiar radicalmente muy pronto con la llegada de Li-Fi.

Li-Fi, que significa Fidelidad Ligera, es un tipo de transferencia inalámbrica que permite enviar y recibir datos a una velocidad de transmisión cien veces mayor que el WiFi, realmente una velocidad inimaginable.

¿Cómo funciona?

Harald Hass, creador de LiFi, demostró en el 2011 que con un solo LED se pueden trasmitir más datos que con una antena de telefonía.

Esta nueva forma de conexión inalámbrica emplea la luz visible para la transmisión y tan solo usa un diodo emisor de luz LED. De esta manera, el LiFi permitirá que una simple lámpara tenga dos funciones: brindar luz y garantizar la conectividad con el router.

Por otro lado, las pruebas desmostraron que el LiFi es más seguro que el WiFi y no interfiere con otros sistemas, por lo que podría usarse sin dificultades por ejemplo en un avión, sin embargo, aún tiene un gran problema, y es que la luz no puede atravesar paredes.

Aunque aún no se conoce el precio que tendría este tipo de tecnología, todo parece indicar que es momento de despedir a nuestro aliado por muchos años, el Wifi.

FUENTE

Comentarios