En el Tokyo Motor Show 2019, un evento que presenta los últimos avances de la tecnología automotriz, la marca japonesa Toyota  exhibió sus nuevos productos, entre los que destaca una peculiar escoba que al estilo de Harry Potter, les permite a los usuarios transportarse «por los aires».

Se llama i-Broom y tiene la estructura de una escoba tradicional, pero cuenta con una rueda en la base de lo que sería el cepillo, también tiene un botón en el extremo superior que administra el empuje y la velocidad. Para poder montarse en la escoba, el usuario debe ir calzado con patines que permitan su deslizamiento.

La escoba se presenta en dos versiones, una grande de tres metros de longitud y 15 kilos, y otra más pequeña con 0,8 metros y 5 kilos. Ambas cuentan con un motor eléctrico a batería que se carga cada cuatro horas y le permite al usuario hasta 20 km de autonomía y una velocidad máxima de 30 kilómetros por hora.

«Siguiendo el modelo de una escoba utilizada por una bruja para volar por el aire, esta plataforma de movilidad integra personas y máquinas, lo que permite a los usuarios reafirmar el disfrute de la movilidad», mencionó Toyota en el lanzamiento de la escoba voladora.

En este evento, Toyota también presentó a i-Walk, una fusión entre triciclo y patinete. El vehículo adopta las tres ruedas del primero junto con el manillar y el módulo eléctrico de los patinetes, además, también cuenta con tres variantes: una para circular de pie, otra con un asiento para ir sentado y una última con un pequeño anclaje para tirar de una silla de ruedas.

 

Comentarios

- Advertisement -